Rebeldes libios invitan a líder judío a participar en elecciones

11 septiembre 2011

Un día después de la caída de Trípoli en manos rebeldes, el líder de un grupo libio-judío en la diáspora dijo que le ofrecieron postularse para un cargo en elecciones libres en ese país

Rafael Luzón, el jefe de Judíos de Libia en Rei­no Unido, dijo a The Jerusalem Post que el líder de la oposición, Mustafa Abdul Jalil, recientemente lo invitó a regresar a su país de nacimiento y participar en política. “Ellos me propusieron participar en uno de los partidos, ya que desean que el proceso sea abierto a todas las personas, incluyendo mujeres y judíos”.

Luzón nació en Bengazi, pero él y su familia se vieron obligados a huir de Libia tras un pogromo en 1967. Afirma que está esperando el desarrollo de los nuevos acontecimientos antes de dar una respuesta definitiva. “Le dije que lo aceptaría una vez que vea que la democracia es real y la propuesta que se ofrece también lo es”, manifestó. “Si lo hiciera, sería por una cuestión histórica: el primer país árabe que ha propuesto que un judío participe en una elección libre”.

Los judíos vivieron en Libia desde tiempos antiguos. En su apogeo, durante la década de 1930, la comunidad judía en Libia llegaba a 25.000 personas, pero la persecución por parte de Italia y Alemania durante la Segunda Guerra Mun­dial, y una serie de pogromos patrocinados por el Estado después de que Libia se inde­pen­di­zó en 1951, hicieron que muchos de sus miem­bros emigraran, principalmente a Israel, Ita­lia y Reino Unido. El último judío de Libia aban­donó el país hace casi una década.

Desde su base en Londres, Luzón estuvo en con­tacto con el régimen de Muamar Gadafi du­ran­te la última década para representar las de­man­das de los judíos libios en el extranjero. Vi­si­tó su país de origen varias veces, y se reunió con el dictador libio en privado en dos ocasio­nes.

Si tuviera que volver a Libia, Luzón dijo que la reconstrucción del país devastado por la gue­rra y la restitución de los bienes judíos con­fis­ca­dos por el régimen a sus legítimos propietarios se­rían los asuntos principales de su agenda po­lí­tica. “Como ustedes saben, dejamos allí 82 si­na­gogas, tierras y propiedades, y me gustaría que nos hagamos cargo de esto, ya que pert­e­ne­ce a la comunidad judía de Libia”, dice.

 

Fuente: The Jerusalem Post /

Traducción Noti-Israel

Los judíos de Libia: una extensa y rica historia

11 septiembre 2011

 

 

Los primeros judíos llegaron a Libia en el siglo III a.e.c., cuando la región de Cirene (hoy Cirenaica) fue colonizada por los griegos. Siglos más tarde, el emperador romano Augusto otorgó a la comunidad judía ciertos privilegios.

 

Sin embargo, durante la revuelta de Judea contra Roma del año 73, los judíos de Cirene también se rebelaron, siendo violentamente reprimidos por los romanos. En el año 115 se produjo otra insurrección judía en Cirene, Egipto y Chipre. Entre los líderes libios de esa época destacó Jasón de Cirene, a quien se atribuye el Segundo Libro de los Macabeos.

 

El Islam conquistó Cirenaica y Tripolitania en el siglo VII, y los judíos y cristianos se vieron sujetos a la condición de dhimmis (tolerados), pero con limitaciones en su vida económica y social. En 1551 la zona pasó a manos del Imperio Otomano; el rabino Shimon ibn Lavi, de origen marroquí, revivió espiritualmente la comunidad.

 

A partir de 1835 comenzaron a suprimirse las medidas discriminatorias, lo que redundó en un mejoramiento de las condiciones de los judíos, que llegaron a su mejor momento con la conquista italiana del país, en 1911. A partir de 1938 las medidas racistas del régimen de Mussolini trajeron un rápido y profundo deterioro de su situación: los judíos fueron despedidos de los cargos públicos y expulsados de las escuelas. Sin embargo, todavía en 1941 un 25 por ciento de los habitantes de Trípoli eran judíos, una de las proporciones más altas del mundo, y funcionaban 44 sinagogas.

 

En 1942 los nazis, en su avance por el norte de África, ocuparon el barrio judío de Bengazi, saqueando sus negocios y deportando 2000 judíos a través del desierto a campos de trabajo; más de un quinto de estas personas perecieron. El fin de la guerra no trajo la paz: en noviembre de 1945, un pogromo en Trípoli causó la muerte a más de 140 judíos y heridas a muchos otros; casi todas las sinagogas fueron saqueadas, además de cientos de tiendas y hogares.

 

Otros ataques violentos inspirados por ultranacinalistas y fanáticos musulmanes, tuvieron lugar tras la declaración de la independencia de Israel, en 1948, aunque esta vez la comunidad estaba preparada con grupos de autodefensa y “solo” murieron 12 personas. Pero el deterioro de la situación motivó que la gran mayoría de los judíos emigrara: entre 1948 y 1951, cuando Libia logró su independencia, casi 31.000 de los 38.000 judíos libios llegaron a Israel.

 

En 1958 las instituciones judías fueron disueltas por el gobierno, y poco después se retiró la ciudadanía libia a casi todos los judíos que quedaban, que para 1967 eran unos 7000. La Guerra de los Seis Días produjo renovados ataques contra la comunidad, que causaron 18 muertes. El rey Idris otorgó permiso para que los judíos abandonaran “temporalmente” el país; la marina italiana ayudó en la evacuación de más de 6000 personas hacia Roma en un mes, quienes debieron dejar atrás sus hogares y negocios. La mayor parte de estos refugiados se dirigió luego a Israel y Estados Unidos.

 

Cuando comenzó el régimen de Gadafi, en 1969, todas las propiedades judías fueron confiscadas y las deudas con judíos se declararon inválidas; los cementerios hebreos fueron arrasados, y las sinagogas fueron convertidas en mezquitas. En poco tiempo los pocos cientos de judíos restantes lograron huir del país.

 

La última persona judía en Libia fue Rina Debach, de 80 años de edad, quien estaba en un asilo de ancianos y fue trasladada a Roma en 2004.

Fuentes: Wikipedia.org / Jewishvirtuallibrary.org. Versión NMI

Israel y Jerusalén en el Derecho Internacional: La importancia de San Remo.

2 septiembre 2011

La coalición de la unidad de Israel (UCI) y la Coalición Europea por Israel (ECI) han introducido una película de ECI lo que explica en detalle histórico, el fundamento jurídico en el derecho internacional para el moderno Estado de Israel.La película pone de relieve la importancia clave de la Conferencia de San Remo después de la Primera Guerra Mundial: en San Remo, en 1920, el derecho del Estado judío para ser reconstituido fue incorporado en el derecho internacional y sigue vigente hasta nuestros días.

En abril de 2010, en el 90 º aniversario de la Conferencia de San Remo, Eli Hertz escribe  ,

Reafirmando la importancia de la Resolución de San Remo del 25 de abril de 1920 – que incluía la Declaración de Balfour en su totalidad – en la conformación del mapa del Medio Oriente moderno, según lo acordado por el Consejo Supremo de las Principales Potencias Aliadas (Gran Bretaña, Francia, Italia, Japón y los Estados Unidos, actuando en calidad de observador), y más tarde aprobado por unanimidad por la Sociedad de Naciones, la resolución sigue siendo irrevocable, j

urídicamente vi

nculante y válida para el día de hoy.

Él va a escribir:


Judios en la tierra de Israel como un derecho y no en el sufrimiento. Es importante señalar que e

l derecho político a la libre determinación como una forma de gobierno para los árabes, estaba garantizada por l

a misma liga de las naciones en cuatro mandatos a otras personas – en el Líbano y Siria [El mandato francés], I

rak, y más tarde Trans-Jordania [ El Mandato Británico].

Judios prominentes en Venezuela.

25 agosto 2011

A finales de los años veinte y mediados de los treinta, la crisis económica que se vive en el mundo, es de profunda miseria en el Medio Oriente. Comienzan a llegar judíos provenientes de Palestina, Siria, Líbano y también de Turquía, Grecia y Bulgaria. Se les engloba bajo el mote de “turcos”, ya que provenían de los antiguos dominios del Imperio Otomano y muchos traían pasaportes de esa nacionalidad.

Se produce de nuevo un desencuentro cultural con la comunidad ya establecida, en su mayoría próspera, de judíos de origen marroquí. Los unía la fe religiosa pero los separaban el idioma y las costumbres.
Estos últimos van a ser los mayoristas que proveen de mercancías a los “turcos” para que realicen su trabajo de coteros, es decir, vendedores que iban con su maleta de puerta en puerta y de pueblo en pueblo y vendían por cuotas.
En esos mismos años llegaron algunas familias ashkenazíes, es decir judíos originarios de Europa que en su mayoría se expresaban en idish, una lengua derivada del alemán, y algunos en este idioma. Las relaciones intercomunitarias eran difíciles, por razones idiomáticas, culturales y hasta por el acento y entonación de sus oraciones.
Entre 1933 fecha de la llegada de Hitler al poder y 1938, logran arribar al país algunos judíos que pudieron escapar de lo que ya se vislumbraba como el propósito del régimen nazi de exterminarlos. En febrero de 1939, el gobierno del general Eleazar López Contreras, en un gesto que lo enalteció, permitió el ingreso al país de un grupo de judíos que había salido de Alemania en los barcos Caribia y Koeningstein y que fueron rechazados en distintos puertos de América, incluido Curazao. Iban a ser devueltos a la muerte segura cuando Venezuela les abrió sus puertas.
Los esposos Rottenberg, Juan Plaut, la familia Kern, las profesoras María Tengler y su hermana Federica Ritter, la entonces muy niña Susy Kobler, que es hoy nuestra reconocida artista plástica Susy Iglicki, el profesor de canto Alfredo Hollander, serían algunos de los pasajeros de esos buques. Pronto se integraron a la vida venezolana con espíritu emprendedor.
Gracias a Miguel Rottenberg, los caraqueños conocimos las delicias y el refinamiento de la pastelería europea cuando fundó la Pastelería Vienesa, al principio en un pequeño local en El Conde. Los Kern, introdujeron la comida rápida gourmet desde su inolvidable Fuente de Soda del Centro Médico de San Bernardino. Su hijo Heinz sería un notable químico, promotor de importantes empresas. Las profesoras Tengler y Ritter fueron memorables para varias generaciones, como profesoras de latín, griego, alemán, inglés y francés. Profesionales, técnicos, artistas, maestros, gente con una vasta cultura y con formación para el trabajo emprendedor que pronto encontraría en Venezuela, donde tantas cosas estaban por hacerse, el campo propicio para desarrollar sus talentos.
No fueron muchos los judíos europeos que tuvieron la suerte de los pasajeros del Caribia y del Koeningstein. Una circular girada por la Cancillería venezolana a todos sus consulados en el Exterior, prohibía expresamente otorgar visas a judíos. Al concluir la Guerra en 1945, llegó un número importante de sobrevivientes originarios de Rumania, Polonia, Hungría, Checoslovaquia, Yugoslavia, Grecia, Austria y Alemania.
Muchos cambiaron sus apellidos para poder ingresar al país ya que se mantenía vigente la antes mencionada circular.
En 1946, la comunidad ashkenazí funda el Colegio Moral y Luces Herzl Bialik. Al pasar algunos años, los sefardíes comparten la tarea educativa y se transforma en el colegio de toda la comunidad y en el factor determinante de la unidad entre los judíos venezolanos, sin distingo de origen.
A partir de 1948, con la creación del Estado de Israel, se produce una emigración masiva de judíos desde países musulmanes en donde la presencia de estas comunidades había sido milenaria. Muchos de ellos llegan a Venezuela desde Egipto, Siria y Líbano. Y al proclamarse la independencia de Marruecos, en 1956, se produce una importante inmigración de judíos desde Tetuán, Tánger, Melilla, Ceuta y otras ciudades del Norte de África donde el español era el idioma predominante.
Se encontraron con instituciones ya consolidadas, con sinagogas y con un colegio comunitario. De inmediato se incorporaron a la vida venezolana y a las actividades comerciales e industriales.
La comunidad judía de hoy está constituida por judíos venezolanos hasta de cuarta generación y por otros cuyos padres, o ellos mismos, nacieron en otras tierras.
JUDÍOS DE TODOS LOS TIEMPOS EN EL DESARROLLO DE VENEZUELA.
Los integrantes de las distintas inmigraciones judías en Venezuela, se dedicaron en su gran mayoría, al comercio. Pronto, muchos incursionaron en actividades industriales y financieras. El primer banco del país, llamado Banco de Venezuela y creado por decreto del Presidente José Antonio Páez y fundado por Isaac José Pardo Abendana, judío sefardí proveniente de Altona, ciudad alemana cercana a Hamburgo.
Llegó a Venezuela, con solo 17 años de edad, en 1841.
Además de banquero, fue un prominente jurista con participación protagónica en la redacción del Código de Comercio. Administró y dirigió el primer telégrafo de Venezuela. Fue cofundador del primer periódico de La Guaira y del Teatro Caracas. Tradujo del alemán la biografía de George Washington escrita por su hermano Michael, quien había emigrado a Venezuela pocos años antes que él.
Fue casi una norma que los inmigrantes judíos, casi todos dedicados al comercio y muchos de ellos con escasa instrucción, aspiraran para sus hijos nacidos en Venezuela, el camino de las profesiones universitarias. El primer judío egresado de la Universidad Central de Venezuela, fue Isaac Senior, graduado de Bachiller en Artes y Filosofía en 1844.
Le sucedieron, a lo largo de varias generaciones, otros que eligieron con preferencia, la carrera de medicina. Luego la ingeniería, la farmacia, la odontología y la arquitectura. Pero también la abogacía, las ciencias, la economía y las carreras humanísticas. En todas y cada una de esas disciplinas, ha sido notable el aporte de profesionales judíos en diversas áreas del desarrollo y de la modernización del país. Mencionaré solo algunos nombres asumiendo el riesgo de ser injusta con aquellos que omito.
Los Médicos:
David Lobo nacido en 1864, en Puerto Cabello, fue un eminente obstetra y fisiólogo; miembro fundador y Presidente de la Academia Nacional de Medicina; Rector de la Universidad Central de Venezuela; Presidente del Senado de la República y Embajador en Washington.
Aarón Benchetrit natural de Tetuán, revalidó en la UCV -en 1916- su título de médico colonial obtenido en París. Especialista en el estudio y tratamiento de la lepra, inventó una pócima que, en medio de gran polémica, fue la única cura aplicada con éxito contra la epidemia de gripe española que hizo estragos en el país en 1918.

La Epoca de Oro de los Judíos en España

24 agosto 2011

Después de que los musulmanes conquistaron el sur de España en el año 711, llego poco a poco el contingente que formo la comunidad judeo española, que con el tiempo y estando ya establecidos, como vivían en una atmósfera de libertad de pensamiento y de acción, participaron activamente en la vida cultural, social, económica y política de la población.

La comunidad Judía floreció en una cultura tan rica y variada que el periodo que comprende del siglo X al XII ha pasado a la historia como la “EPOCA DE ORO”, en la cual encontramos talmudistas, comentaristas bíblicos, poetas litúrgicos, médicos, filósofos, muchos de ellos de gran talento y algunos verdaderos genios, que se seguían uno al otro en rápida sucesión y su contribución cultural al acervo Judío fue inmenso tanto desde el punto de vista de la cantidad como de la calidad.

Antes de esa época los Judíos vivían dedicados únicamente al estudio de la Tora y el Talmud y aquí empieza el interés de ellos por profesiones que se volvieron ocupaciones respetables y así se convirtieron en diplomáticos, ministros, traductores, lingüistas matemáticos, etc.

La judeidad española de esa época es única en la historia medieval, no solo por el esplendor de su producción cultural, sino también por su colorido y tenacidad. Ninguna otra comunidad era tan libre y tan rica, ninguna vivía con tal gracia y refinamiento y aunque las puertas de la asimilación al Islam, estaban abiertas de par en par, los judíos permanecieron en el templo del Judaísmo.

La cultura Judía se vió enriquecida por los aportes de la civilización con la que entro en contacto. Esta época conformó la gloria Judía en la península Ibérica, fueron años de autentico esplendor cultural, porque vivieron bajo el poder del Islam tolerante que permitió el florecimiento de la cultura y educación hebrea y sus aportes enriquecieron a la cultura Islámica dándole calidad y brillo en la edad media.
Para empezar a contar de esa época gloriosa es necesario nombrar a JASDAI IBN SHAPRUT (915-970) quien fue medico y ministro de relaciones exteriores en la corte de los califas Omeya, cuya capital era Córdoba. El patrocino la llegada a esa ciudad de grandes eruditos talmúdicos, filósofos y poetas y la convirtió en el principal centro de estudios judaicos en el mundo. El vivió en una época de florecimiento de las artes y el comercio en España.

Siguiendo el orden tenemos a, SHMUEL HANAGUID también conocido como SAMUEL IBN NAGDELA. Nació en Córdoba (992-1055) fue Rabino y Visir de Granada. Desde su juventud se dedicó al estudio del hebreo, el Talmud, el árabe, matemáticas y gramática. Sabia redactar documentos oficiales y desentrañar situaciones diplomáticas. Llegó a ser gran poeta y filosofo.

Escribió comentarios al Talmud y un manual de metodología talmúdica. Compuso el “Nuevo Libro de Salmos”, el “Nuevo Libro de Proverbios” y el “Nuevo Eclesiastés” (Koelet) inspirado en los modelos antiguos. También escribió ensayos sobre filosofía hebrea. Fue un hombre noble de espíritu, devoto de la sabiduría la religión y el arte. Protegió siempre a sus correligionarios.

Otro personaje de extraordinario talento, verdadero fenómeno literario, poeta lírico y profundo pensador fue SHLOMO IBN GABIROL. Nació en la ciudad de Málaga (1021-1058), la lengua hebrea resulto rejuvenecida con el ardor juvenil de su alma poética. Enriqueció la métrica mediante la investigación de múltiples formas y la perfecciono de manera notable.

Elaboro un sistema filosófico relacionado con los más grandes problemas que hasta hoy ocupan la mente humana: ¿Cuál es la finalidad más alta del hombre? ¿Cuál es la naturaleza y el origen del alma? Y ¿Dónde va después de abandonar su vestidura carnal?. También escribió bellos poemas religiosos por ejemplo: “Keter Maljut” (Corona Real) que es un himno pletórico de verdades y de sublimes sentimientos.

Otro pensador de ese periodo fue BAHYA BEN PECUDA (actuó en el año 1050). Sentó una ideología ética del judaísmo en su libro titulado “Jovot Halevavot”  (Los Deberes de los Corazones). En su opinión los deberes espirituales impuestos por la conciencia, son superiores a los deberes rituales, exigidos por el código religioso. El dividió las leyes en religiosas y morales “Los Deberes de los Corazones” son el fundamento del judaísmo.

Un verdadero genio fue RABI YEHUDA HALEVI (1075-1141) quien nació en Toledo. Era medico, filosofo y también dedicó mucho de su tiempo a la poesía. Es considerado sin lugar a dudas uno de los mas grandes poetas hebreos de todos los tiempos. Fue autor de himnos de insuperable belleza. En sus poemas o Sionidas se nota su gran amor a la tierra de Israel.

Escribió poemas litúrgicos “Shirei Hagalut” donde habla de las penalidades del pueblo Judío. Su obra “El Cuzari” es un dialogo entre un rabino y el rey de los Cuzares, quien se convirtió al judaísmo en el año 740. “El Cuzari” es mucho mas que un tratado religioso, tiene paginas en que Yehuda Halevi traduce en imágenes bellísimas todos los pensamientos que acuden a su mente, independientemente de los pensamientos filosóficos.

El mas grande erudito de la época de oro fue RABI MOSHE BEN MAIMON conocido como RAMBAM o MAIMONIDES (1135-1204) quien nació en Córdoba, donde inicio sus estudios en hebreo y árabe. Cuando tenía 13 años (1148) tribus fanáticas musulmanas llamadas Almohades conquistaron Córdoba, obligando a los Judíos a convertirse al Islam o expatriarse. Toda la familia abandonó la ciudad y vagaron por el sur de España. Durante este exilio Maimonides tuvo la oportunidad de estudiar con grandes maestros, lo que acrecentó sus conocimientos y sus fuerzas espirituales creadoras. Pasados algunos años llegaron a la ciudad de Fez (Marruecos), después viajaron a Eretz Israel y finalmente se establecieron en Egipto, en Fostat (el viejo Cairo).

Allí Maimonides tuvo mucho éxito en el ejercicio de su profesión médica. Publico una serie de tratados sobre medicina, que le dieron mucho prestigio. El sultán Saladino Califa de Egipto lo nombró medico de su confianza cargo que cumplió con el dirigente espiritual del Judaísmo egipcio. Su fama llego hasta Inglaterra, el rey Ricardo Corazón de León, dirigente de la tercera cruzada, le propuso ocupar el puesto de medico en la corte inglesa, pero Maimonides no aceptó.

Maimonides era un gigante del intelecto, fue un filósofo racionalista religioso que ilumino al mundo con sus ideas que sobresalieron en distintos campos: Tora, literatura rabínica, filosofía y medicina. El es el autor del libro “Sefer Hamitzvot” (Libro de los Preceptos) que es una relación ordenada y razonada de los 613 preceptos contenidos en la Tora. En su comentario a la mishna estableció los 13 principios de la fe. Su obra “Mishne Tora” (Repetición de la Ley) también llamada “Yad Hajazaka” (La Mano Fuerte) es una codificación del material jurídico del Talmud.

En el campo filosófico, su libro mundialmente conocido “Guía de los Perplejos” que escribió en árabe y fue traducido al hebreo bajo el titulo “More Nebujim” es su obra cumbre. Es una guía para quienes vacilan entre las enseñanzas de la religión Judía y las doctrinas de la filosofía aristotélica, entonces imperante. Allí el establece una conciliación entre la fe y la razón.

MOSHE BEN MAIMON, MAIMONIDES fue uno de los más grandes pensadores que produjo la edad media y que mayor brillo le dieron a la cultura hispánica. El pueblo Judío le expreso su profundo respeto y admiración con esta frase “DESDE MOSHE RABEINU A MOSHE MAIMONIDES NO HUBO OTRO MOSHE”.

Hospital Rambam de Haifa habría encontrado solución contra la impotencia en vez de Viagra

10 abril 2010

Según informa la revista online norteamericana LiveScience, un invento israelí desarrollado en el Hospital Rambam de Haifa podría encontrar la solución contra la impotencia.

Según informa la revista online norteamericana LiveScience, un invento israelí desarrollado en el Hospital Rambam de Haifa podría encontrar la solución contra la impotencia. El método funciona a través de una corriente eléctrica pequeña sobre el miembro masculino que podría terminar con el problema de la impotencia algo que no ha logrado las pastillas Viagra.

El director del departamento de neuro urología del Hospital Yoram Vardi dijo a la revista que “mientras los pacientes con disfunciones de erección pueden actuar con Viagra o Cialis lo que no cura cuando se para la medicación, no pueden funcionar. Luego de nuestro tratamiento que es preliminar, los pacientes pueden volver a funcionar sin medicación”. Según el Doctor Vardi el principal causante de este problema son los problemas cardiovasculares (en un 80%) El tratamiento es de dos veces por semana durante tres semanas durante tres minutes cada vez y luego se repite el tratamiento luego de tres semanas de descanso. Según Vardi, el tratamiento por ahora no tiene efectos secundarios y no duele.

Biomedicina será la ciencia del siglo XXI

3 abril 2010
  Imprimir E-Mail

Aaron Ciechanover Premio Novel

La biomedicina será  la ciencia del siglo XXI, que impulsará el entendimiento del genoma y proteoma humanos, así como el desarrollo de nuevas metodologías para el diseño de medicamentos, afirmó Aaron Ciechanover, premio Nobel de Química 2004.  Esos  avances deberán ir de la mano de la bioética para evitar el abuso del conocimiento y  adelantos  deben ser accesibles a todos los seres humanos.

El profesor del Centro de Cáncer y Biología Vascular de la Facultad de Medicina Rappaport, en Haifa indicó que existen dos fármacos para el tratamiento del cáncer, los cuales se basan en dicho descubrimiento y que pronto estarán en el mercado.

Tecnología Israelí para combatir incendios

19 marzo 2010

Israel ayuda a Haití en la construcción de infraestructura

5 febrero 2010

El Ministerio de Relaciones Exteriores se dispone a comenzar la segunda etapa de la asistencia israelí a Haití. En un debate,  mantenido en la Comisión de Derechos del Niño sobre las evaluaciones relativas a la adopción de huérfanos, fuentes autorizadas dijeron que el Ministerio ubicará en la capital (Puerto Príncipe), una base en la que, junto a las autoridades locales, se establecerán una escuela, un jardín maternal y un centro comunitario.

Durante el debate se escucharon voces a favor  y en contra de la adopción de huérfanos. El Director de la Comisión de Bienestar de la Niñez, Dr. Itzhak Kadmon,  atacó, con dureza,  la idea y dijo que la adopción de niños provenientes de Haití a  Israel los dañará y alejará de su medio natural y de su cultura. “Hacerlos volar desde un punto del mundo a otro, hacia un país desconocido, les provocará un duelo”, dijo.  Según sus palabras, “Nuestra voluntad y  recursos los pondremos a disposición de lo que se deba hacer a favor de los niños de Haití, allí, en su tierra”. Kadmon agregó  que, si se ayuda a los niños del Tercer Mundo, es necesario asistir a los niños de refugiados e ilegales que permanecen en Israel.

La Dirección del Servicio a favor de la Niñez en el Ministerio de Bienestar y Servicios Sociales, transmitió que llegaron 200 pedidos de familias israelíes dispuestas a adoptar niños haitianos.  El Servicio inició un primer intento de encuentros y consideran que, al final del proceso, disminuirán los pedidos de adopción.  Si se  da curso a las adopciones, se le impondrán todos los requisitos vigentes para el acogimiento entre países, de acuerdo a los tratados internacionales que Israel firmó. El gobierno de Haití no recibió un pedido directo, por parte de Israel, para adoptar niños huérfanos, ya que, por ahora, “No hay allí un gobierno. El que estaba colapsó y pasará un tiempo hasta que pueda hacerse el pedido”.

Al final del debate, la Comisión por los Derechos del Niño, adoptó una decisión que  indica que ve de gran importancia la absorción de chicos de Haití  como voluntad simbólica de expresar identificación con la desgracia que vivió la isla. Pero, tomando en cuenta las observaciones elevadas a debate de la Comisión, recomienda que, una vez completadas los preparativos para su absorción, el Servicio Social adoptará  hasta 50 niños, en total, de modo simbólico.

Israel inventa un nuevo aparato que vuela a poca altura

30 enero 2010

 El Dr. Israelí Rafi Yoeli esta en vias de ser el inventor del primer vehículo que puede desplazarse en tierra y elevarse entre edificios. La compañia norteamericana Bell que fabrica helicopteros ya ha puesto su mira en el proyecto y ha invertido millones para que este nuevo invento se concrete. El X Hawk como es llamado este aparato que vuela, puede ser manejado facilmente por cualquiera sin tener necesidad de aprobar ningún examen de manejo. Yoeli fue ingeniero en la Industria Aeronautica israelí y en la compañia Boeing y creo la compañia de aviones no tripulados AD&D (Aero Design and Development) Según Maariv, en el 2000 creo la compañia Urban Aeronautics conjuntamente con Bell. En el aparato se aplicaron ciertas tecnologías que se aplican a los helicopteros. Yoeli dice que partes del nuevo aparato que vuela se estan fabricando en Estados Unidos y en Israel, y que las primeras pruebas y testeos se llevarán a cabo en el 2010. Bell construye también un modelo para el uso militar. Según dice la producción de estos aparatos no esta pensada aún para el uso privado sino para unidades de rescate y médicas, y para objetivos de seguridad.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.